Tendencias y futuro de la contratación informática

Tendencias y futuro de la contratación informática

abril 6, 2022

Este Website usa cookies

Hoy en día estamos viviendo el apogeo de la evolución tecnológica. Y con esta evolución viene la creciente demanda de las empresas para encontrar profesionales cualificados en esa misma área.

La pandemia no se presentó como un obstáculo para el reclutamiento de IT, que es una de las herramientas más importantes en el área tecnológica. Al igual que muchas otras empresas, adaptamos nuestros procesos de reclutamiento especializado y tratamos de ayudar a nuestros reclutadores a ajustarse a estas necesidades.

 

La demanda ya no es unilateral

Si analizamos el mercado tecnológico más a fondo, podemos ver que el mundo de la contratación de personal de TI tiene demasiadas necesidades para el número existente de profesionales cualificados.

En los últimos tiempos se ha visto cómo Portugal ha dado un paso al frente en el ámbito de la tecnología. Nuestra calidad profesional y las soft sills que nos definen ampliamente, nos situaron un paso por delante en la carrera. Además de todo esto, también estamos más cerca cultural y geográficamente, somos hábiles cuando se trata de lenguas extranjeras y tenemos un vasto know-how técnico.

Para el empleador, la demanda de talento es alta. Los reclutadores de IT saben cuáles son algunas de las áreas más buscadas y dónde encontrarlas: Gestor de Datos y Analítica, Ingeniero DevOps, Gestor de Ciberseguridad, etc. Hay una mayor demanda de hard y soft skills (combinadas), habilidades de liderazgo, comunicación y orientación hacia la resolución de problemas. Para que los trabajadores con estas características se interesen por las ofertas de trabajo disponibles, es necesario que el empleador sea capaz de darles lo que quieren. Y lo que es más importante, debe saber cómo mantener y retener al empleado, asegurarse de que los beneficios son a largo plazo y no sólo un señuelo.

Para el trabajador hay otros factores inminentes y todos ellos igualmente importantes. Horarios flexibles, mejores retribuciones, beneficios en formación, herramientas tecnológicas de calidad, trabajo desafiante e interesante y por último, la posibilidad de un puesto remoto a tiempo completo.

Trabajo a distancia

Portugal se lleva la palma como el mejor lugar desde el que trabajar a distancia. Nuestras condiciones geoclimáticas y nuestro estilo de vida de bajo coste son sólo algunas de las razones.

Sin embargo, no sólo somos un puerto seguro para los trabajadores remotos de todo el mundo. También abrimos nuestras puertas a esta nueva experiencia. Muchas empresas portuguesas, especialmente en el ámbito tecnológico, aceptaron esta nueva práctica con los brazos abiertos.

En opinión de muchos trabajadores y empresarios, el trabajo a distancia permite una inmensa variedad de beneficios, como un conjunto de diversos talentos, un aumento de la productividad, la retención y la huella de carbono. Si tenemos que nombrar algunas de las razones menos positivas que se nos ocurren, tendríamos que señalar la complicación de planificar la fuerza de trabajo, con especial atención a la cultura de la empresa o los pagos.

Contratación de TI a distancia

Para seguir esta tendencia, las empresas de contratación de personal informático se han centrado también en un método de contratación híbrido. Los candidatos inician su proceso de contratación de forma virtual y pueden terminarlo (o no) en persona, en la empresa para la que fueron seleccionados. De este modo, las empresas pueden ahorrar tiempo y costes. Buscar nuevas formas de encontrar el equilibrio entre lo presencial y lo virtual permite optimizar la experiencia del candidato conjugando las ventajas del cara a cara y la rapidez del reclutamiento online.

Para que estos procesos sean 100% efectivos, las empresas tendrán que centrarse en su transformación digital. Invirtiendo en tecnología, ahorran un tiempo muy valioso evitando tareas repetitivas como compartir las ofertas de empleo, analizar los CV, enviar las actualizaciones de las candidaturas, etc. Esta contratación digital especializada requiere una optimización tecnológica de los embudos de contratación.

Por fin entramos en una era en la que podemos caminar de la mano de la tecnología sin miedo y automatizar las cosas que pensábamos que siempre serían 100% humanas.